domingo, 4 de noviembre de 2007

Pedro Jota y Mariano Rubio


Mariano Rubio fue otra de las bestias negras de Pedro Jota, que siempre presumió de haber destapado el caso Ibercorp y de acabar con Mariano Rubio y toda la beautiful people.
El mismo Pedro Jota que pocos meses antes, en el más puro estilo cobista y adulador, escribía estas alabanzas sobre el antiguo gobernador del Banco de España:


"Veo claro que su lugar histórico estaba en la provisoria corte del rey Carlos III. Dotado de un innato sentido de la rectitud, ignorante de cualquier ambición política pequeña, impermeable a los lucrativos cantos de sirena del sector privado, frío en apariencia hasta extremos inhumanos, este hombre es un lujo de la razón de Estado. Un Juan José Rosón, un Sabino Fernández Campos, un gran funcionario -no en vano lleva en el Banco de España más tiempo que la mayoría de los bedeles- en el mejor sentido de tan bastardeada palabra.
Felipe González ha tenido la suerte de contar entre sus colaboradores con el trío Boyer-Solchaga-Rubio y también el mérito de confiar indesmayadamente en ellos, a despecho del pujante periodismo de peluquería que tan lucrativa tabarra ha organizado con lo de la "beautifulpeople""... "Ni en el Ministerio de Economía ni en el Banco de España ha habido durante estos años la menor concesión al pasteleo".

"Mariano Rubio", de Pedro J. Ramírez, en Carta del Director. Diario 16, 17 de julio de 1988.